RESTAURANTE "LAS GLORIAS": ¿DÓNDE VAS A COMER MEJOR?

By
Updated: abril 17, 2013
Ramón “Moncho” Alvarez y su hermana, son los administradores del lugar. De parte de los chicos de la Primera División, queremos agradecerles todo el apoyo que le dan al futsal de Glorias.  
Un personal de Primera. Maximiliano González, Gonzalo Giraldi, Cristian Aliendro, Cesar García, Wellii Silvana, y Ramiro Rojas. Falta Cesar “El Rengo”, el más veterano de los mozos, quien hace 16 años años que trabaja en Glorias. Maximiliano, el más antiguo de los que salieron en la foto y con más de 13 años trabajando en el lugar, nos relató que está muy contento con su laburo, y que este le permitió mejorar y conseguir muchos de sus objetivos. A la pregunta de lo que significa Glorias para él, nos dijo: ” Es el Club más grande de Zona Norte y la Institución más grande de Tigre”. ¡¡¡Un fenómeno, Maxi!!!. 

Sin dudas, es un paso casi obligado para todos aquellos que vienen a Tigre. Un clásico para los tigrenses y para todos los que se acercan a la zona 
El Restaurante “Las Glorias”, uno de los auspiciantes de la camiseta de nuestro Club, es de esos lugares especiales y muy familiares que no pueden dejar de visitarse.
Estuvimos charlando un largo rato con Ramón “Moncho” Alvarez quien junto a su hermana y a su mamá, son quienes administran este clásico del Partido de Tigre. 
Quisimos conocer un poco la historia del lugar, como nació y su relación con el futsal del Club. Siempre nos pareció importante rescatar esos inicios que tienen que ver con la historia del lugar. 
Y es bueno que la gente de Glorias conozca como nació y fue creciendo este exitoso emprendimiento que tanta relación tiene con la historia del Club.    
¿ Cómo fue que comenzó esta historia del Restaurante en el Glorias?
Mi viejo (el famoso “Carlitos”) siempre estuvo en el negocio de la gastronomía. Fue mozo, bufetero, un tipo humilde que siempre la peleó de abajo. Había sido bufetero en “El Hispano” y antes que llegara la Comisión actual, había tomado el bufete del Glorias.
¿ Como se les ocurrió abrir un Restaurante?
Mi viejo le propone al Club hacer algo que tuviera relación con la comida. Pensó en una parrilla a la que pudiera venir a comer gente que no fuera del Club. Se discutió mucho, porque en ese momento pensar que acá podía venir alguien a comer, era casi un disparate  Comenzamos con unas pocas mesas. Mi hermana (ya fallecida) estaba en la caja y mi viejo (que era el parrillero) y mi vieja se ocupaban de la cocina. Y nosotros ayudábamos. 
¿Cómo fue creciendo el emprendimiento?
Cada vez fue viniendo más gente. En ese momento mucha gente venía al Club a jugar a las cartas. Fue un crecimiento incesante. Empezó a funcionar el boca a boca.
¿Qué es lo que hizo que este lugar se hiciera tan famoso en la zona?.
Para incentivar a la gente, a mis viejos se les ocurrió implementar un menú fijo. Así, por ejemplo, los miércoles hacíamos puchero, los jueves ravioles caseros y los viernes mariscos (paella,pulpo, etc). Y eso funcionó.
¿Cuál es el secreto del éxito?
La combinación de la calidad en la comida, más un precio accesible. Y con el tiempo se fue mejorando el servicio. Hoy, en menos de 15 minutos, la comida está servida. A la gente le fue gustando el lugar. Es un ambiente sumamente familiar, donde conservamos la cosa tradicional y familiar: el mantel, la buena atención, los mozos de siempre y sobre todo la rapidez. Aquí la gente sabe que come muy bien y rápido.
¿ Como fuiste tomando la conducción del lugar? 
Poco a poco. Cuando mi hermana falleció, de a poco, mis viejos empiezan a dar un paso al costado. Y entre lo que ellos me fueron enseñando, más lo que fui aprendiendo, mirando y sabiendo lo que queríamos, le fuimos encontrando la vuelta al negocio. Me fue mal muchas veces, pero aprendí mucho de eso. Pienso que se aprende mucho más de los fracasos que de los éxitos. Es algo que la vida me fue enseñando. Incluso, abrimos una sucursal en San Fernando que se llamó “Glorias de San Fernando” y no nos fue bien Nos agarró la crisis del 2001 y no lo pudimos sostener. 
Todo esto fue un aprendizaje constante que nos permitió aprender y crecer.
¿Cómo es tu relación con el futsal del Club?
En realidad, cuando mi viejo llegó al Club, yo tenía unos cinco años y empecé a jugar al baby con muchos de los chicos que actualmente forman parte del Cuerpo Técnico del Club. Con Nico Rossi, los Fronzín, Lucas Isele y con Coco. Aunque él es un poco más grande y jugaba en el San Martín, pero lo conocíamos del barrio.
¿Cómo vez al Club hoy?
Lo veo creciendo mucho. Y lo que me gusta es que cada vez hay más familias. La década del 90 con todo lo que ocurrió en aquellos tiempos,  más el casino, hicieron que mucha gente dejara de venir  Además en esa época, se fue deformando todo. Por ejemplo venía alguien de afuera con chicos de otras zonas y jugaban. Eso fue haciendo que los chicos del Club dejaran de venir. Hoy eso no ocurre. Los chicos que juegan quieren al Club, se encariñan con él.
¿ Jugaste al futsal?
Jugué baby acá y después nos fuimos al futsal de Tigre. Yo jugué hasta 4ta división. Me retiré solo.
¿ Qué es lo que te decidió a darle una mano a los chicos?.
Siento que crecimos juntos. Veo familias: Me gusta que sientan este lugar cono su casa y todo eso me anima a apoyarlos y a ayudarlos en lo que necesiten.
Queremos también decirles que el “Moncho” es un agradecido a muchos de los miembros de la actual Comisión Directiva del Glorias, que en ese momento apoyaron un emprendimiento en el que nadie podía prever su crecimiento. Como él nos dijo: “Con el diario del lunes, es fácil decirlo”, pero en aquel momento, fue una decisión difícil y estoy eternamente agradecido a todos ellos, por haber apostado por nosotros. 
¡¡¡Nuevamente, de parte de todo el futsal de Glorias, muchas gracias por el apoyo que recibimos de ustedes y  sepan, que forman parte de la historia grande de este Club!!! 

 

One Comment

  1. Osvaldo mazza

    25 abril, 2018 at 22:05

    Se puede ir a buscar comida para llevar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: